Todavía muchas personas consideran que el exceso de peso es un problema de estética y que solo la obesidad afecta a la salud, pero esto no es cierto. De hecho, una forma muy sencilla de saber si debemos preocuparnos por nuestro peso es medir el perímetro abdominal.

Se ha demostrado que la grasa más peligrosa para nuestra salud es la del abdomen.
La famosa tripa. Y es que el exceso de grasa abdominal multiplica por dos los riesgos  de padecer una enfermedad cardiovascular.

La grasa acumulada en el abdomen puede producir alteraciones del colesterol,  aumento de triglicéridos, incremento del riesgo de padecer diabetes, subida de la tensión arterial y riesgo de trombosis; todos estos factores favorecen el desarrollo de enfermedad cardiovascular.

La Organización Mundial de la Salud establece el valor máximo saludable del perímetro abdominal en 88 centímetros en la mujer, mientras que en el hombre el valor es de 102 centímetros.

Cómo medir el perímetro abdominal

El perímetro abdominal se puede medir fácilmente con una cinta métrica. La persona debe estar de pie, con los pies juntos, los brazos a los lados y el abdomen relajado para, a continuación, rodear su abdomen con la cinta métrica a unos 2 centímetros por encima del ombligo  y sin presionar hacer una inspiración profunda y al momento sacar el aire.

Si tus medidas son mayores que las recomendadas, no lo dudes y pon remedio: dieta sana y ejercicio.