Si has decidido perder peso, lo primero que tienes que hacer es calcular tu peso saludable.
Si al hacerlo te sobran entre 10 kilos y 20 kilos, no esperes más y empieza a cuidarte antes de que el exceso de peso vaya aumentando.

No se trata de hacer una dieta estricta, ni de buscar soluciones milagrosas, pero está claro que, si ya te sobran esos kilos, estás a tiempo de evitar seguir engordando más.

Es posible que te hayas puesto a dieta infinidad de veces e incluso que hayas perdido peso. Pero está claro que lo importante no es solo perderlo sino también mantener el peso perdido.

Para que lo consigas de una vez por todas te propongo estos consejos:

Olvídate de la dieta

No tienes que obsesionarte con seguir una dieta.

Solo debes intentar comer sano y reducir un poco las calorías de tus menús.

Come 5 veces al día para no tener ansiedad e ir calmando tu apetito poco a poco.

En caso de duda ante algún alimento, usa el sentido común. Todos sabemos lo que engorda más o menos.

Reduce en general las cantidades de lo que comes ya que si te sobra peso es porque hasta ahora has comido más de lo que tu cuerpo necesitaba.

Organiza tus menús

Huye de la improvisación y organiza tus comidas con antelación.

Reduce las calorías evitando comidas o alimentos con mucha grasa. Usa solo para cocinar o aliñar aceite de oliva virgen y no olvides que cada cucharada te aporta 90 kcal.

Toma los alimentos ricos en hidratos de carbono (arroz, pasta, patata, pan) con moderación. Usalos como acompañamiento y no como plato principal.

Intenta no pasar de 20/30 gr de pan o el equivalente a una tacita o medio cazo de arroz o pasta ya hervidos por comida.

Intenta comer verdura diversa todos los días en comida y cena. Te aportan vitaminas, fibra y minerales y pocas calorías. Aquí te dejos algunos ejemplos de cenas que te ayudarán a adelgazar sin pasar hambre.

Tómate tu buen plato de legumbres (lentejas, garbanzos, judías blancas…) al menos una vez por semana. Eso sí, cocinadas con verduras y como plato único. Las legumbres son ricas en proteínas vegetales y en hidratos de carbono, por lo que no necesitas segundo plato. Si te apetece lo acompañas con más verdura o con una ensalada.

Entre horas, elige tentempiés saludables que te quiten el hambre y que no te aporten más de 10 kcal.

Controla lo que más te engorda

El exceso de peso suele deberse no solo a comer mucho, sino a comer mal.

Haz una lista de los alimentos que piensas que más te engordan y analiza si son o no necesarios en una dieta sana.

Si sabes que te cuesta resistirte, intenta no tenerlos a mano y reduce su consumo a ocasiones verdaderamente especiales.

Decide qué ejercicio puedes hacer

Hacer ejercicio es fundamental para tu salud y además te va a ayudar a perder peso más rapidamente.

Perder peso reduciendo solo la comida es posible pero a la larga es probable que se te haga muy duro y que no consigas mantener lo perdido.

Al  moverte, además de gastar más calorías, aumentas la masa muscular que te hará perder peso más fácilmente.

Es importante que elijas una actividad física que te guste ya que lo más importante es que la realices regularmente. La Organización Mundial de la Salud advierte que el sedentarismo es muy perjudicial para la salud y recomienda un mínimo de 30 minutos de ejercicio al día o 3/4 horas por semana.

Pésate cada semana por la mañana en ayunas

Y tras empezar a incluir todos estos pequeños cambios en tu vida, ha llegado el momento de comprobar que estás perdiendo peso.

Para eso necesitas tener una balanza en tu casa en la que puedas pesarte semanalmente por la mañana antes de desayunar.

Al ir reduciendo la comida y aumentando el ejercicio debes ir comprobando que pierdes cada semana como poco medio kilo de peso. Si no es así, aumenta un poco el ejercicio y reduce la cantidad de lo que comes cada día. De lo que se trata es de que vayas perdiendo peso.

No te pongas excusas, si no pierdes peso es porque a tu cuerpo no le faltan calorías por lo que debes exigirte un poco más.

Pero lo más importante es que no tires la toalla. Si tú no la tiras, nadie la va a tirar por ti.

Pin It on Pinterest

Share This