Si te sobran más de 20 kilos no dudes. Debes y que puedes perderlos.

Esos 20 kilos de más los está cargando tu cuerpo aunque no le correspondan. Igual que un coche envejece peor si lo cargamos más de la cuenta, tu cuerpo sufre por tener que soportar un peso que no le corresponde.

Es posible que no te creas capaz de ponerle solución a tu problema, pero desde este blog te he demostrado que quitarse los kilos es posible.

Hemos visto como hay personas que han perdido 25 kilos, 40 kilos, 54 kilos, 65 kilos, 70 kilos. Muchos de ellos, como tú, ya lo habían intentado muchas veces y muchas veces habían fracasado, pero no tiraron la toalla y por fin lo consiguieron.

Por eso, te animo desde aquí a que te decidas tú también. Puedes empezar siguiendo estos 4 consejos.

4 consejos fundamentales para perder los 20 kilos que te sobran

Haz un diario de lo que comes

De esta manera puedes ver claramente dónde fallas. Para perder esos 20 kilos no solo se trata de que veas qué es lo que te sobra. Debes analizar lo que te falta.

Para hacerlo te aconsejo que compares tus menús semanales con el esquema que os expliqué en esta entrada sobre dieta saludable.

Mejora la calidad y no te preocupes de la cantidad

Para empezar a perder peso lo siguiente que tienes que hacer es mejorar la calidad de tu dieta. No te preocupes tanto de comer poco y preocúpate más de la calidad de tus alimentos.

Consume productos frescos, no elaborados y cocinados de formas sencillas. Huye de la monotonía de la dieta preparando tus menús con antelación. Puedes guiarte por alguno de los que he publicado.

Haz más ejercicio

No me canso de repetir que el ejercicio es fundamental para todo el mundo independientemente de su peso. Pero es que en tu caso es imprescindible que te muevas, porque si te sobran más de 20 kilos seguramente parte de la responsabilidad la tienen tus genes.

Estás más predispuesto que otras personas a coger peso y el ejercicio no sólo va a mejorar tu salud y tu estado de ánimo, sino que te va a ayudar a perder los kilos más rápidamente.

Si ya haces ejercicio, aumenta su intensidad. Y si nunca lo has hecho, ve pensando qué es lo que más se adapta a tus gustos y posibilidades. Y mientras lo decides, empieza a moverte en casa. Tienes muchas opciones: caminar a buen ritmo es una forma de hacer ejercicio que no requiere de mucha preparación y que puedes empezar a hacer hoy mismo.

Controla tu peso cada semana

La mejor manera de ver si lo estás haciendo bien es pesarte cada semana. La báscula no te engaña. Si estás comiendo menos de lo que gastas, tu cuerpo obtendrá la energía que necesitas de la grasa que te sobra.

Aunque te parezca que has comido poco o que te has movido mucho, si no has perdido peso es que necesitas esforzarte un poco más.

Es verdad que puede que alguna semana estemos algo más hinchados y el peso no refleje realmente nuestra pérdida. Aún así, no te conformes ni te autoengañes. Perder peso es  perder volumen y también kilos.