Cuando decidimos perder peso lo primero que nos preocupa es qué y cuanto debemos comer, es decir la dieta. Todos sabemos que lo único importante para perder peso es comer menos calorías de las que gastamos.

Pero si lo que nos preocupa es la Salud, entonces será importante también la calidad, la variedad y el valor nutritivo de lo que comemos.

Los alimentos no solo nos aportan calorías. De sus beneficios y propiedades os hablo continuamente en este blog y creo que solo con una dieta variada y apetecible seremos capaces de mantener en el tiempo el peso perdido.

Con respecto al ejercicio, repito lo que ya he dicho infinidad de veces: es fundamental para la salud y ayuda a quemar calorías. Y hechas estas aclaraciones os vuelvo a copiar un modelo de dieta equilibrada que cualquier persona puede seguir.

Las cantidades varían en función de tu constitución, sexo y actividad física. Ya sabes, si te mueves poco y quieres perder peso tendrás que comer menos.

Modelo de dieta equilibrada

Desayuno

  • Una fruta
  • Medio vaso de leche  o un yogur natural
  • 20/40 g. de pan. Intenta que sea pan fresco, de panadería y no de molde o similar. Mejor si es integral. Pero integral de verdad. Puedes tomar otro hidrato en vez de pan pero si eliges cereales intenta (no sé si los encontrarás) que no tengan azúcar.
  • Una loncha de jamón serrano o una porción de queso o tomate.

Media mañana

  • Medio vaso de leche o un yogur natural y una fruta  ó
  • Una fruta y 5 nueces o almendras o cacahuetes (no fritos) o avellanas…

Comida o cena

  • Verdura y/o ensalada
  • 150/200 g. de pescado ó 100/150 g. de carne ó un huevo grande.
  • 20/40 g. de pan (se puede sustituir por una patata ó por un puñado de arroz, de pasta ó legumbres). Si no se hace ejercicio se aconseja reducir la cantidad de estos alimentos.
  • Una fruta

Una vez por semana legumbres como plato único y cocinado con verduras y una ensalada.

Merienda

  • 20/40 g. de pan con unos 30 g. de jamón o atún al natural o caña de lomo o Un yogur natural  y 5 frutos secos

No se deben usar al día más de 5 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen (30 cc) para cocinar o aliñar los alimentos.

Pin It on Pinterest

Share This