La respuesta es sí, puedes comer aguacate cuando estás haciendo dieta de control de peso.

Hay alimentos que sin saber muy bien por qué, la gente decide eliminar de su dieta cuando quiere perder peso, y el aguacate es uno de ellos.

Pues bien, el aguacate es un alimento muy sano que puedes seguir comiendo cuando estás haciendo dieta para perder peso.

El aguacate es una fruta, y como tal la consumen en muchos países acompañada de azúcar.

En España, la solemos consumir en ensaladas, como parte del guacamole o en otros platos salados.

Pero, ¿por qué solemos evitar el aguacate cuando estamos a dieta?

Es verdad que es más calórico que otras frutas ya que 100 gramos de aguacate aportan unas 160 kcal mientras que 100 gramos de plátano aportan unas 90 Kcal o 100 gramos de manzana unas 52 kcal.

El aguacate es más calórico porque tiene mucha más grasa que otras frutas. Pero esta grasa es la que hace que sea un alimento tan saludable.

Es rico en ácidos grasos poli y monoinsaturados que son considerados como cardiosaludables.

Es especialmente rico en ácido oleico, un ácido graso monoinsaturado de la serie omega 9, presente también en el aceite de oliva y en otros aceites vegetales.

El aguacate es beneficioso para la salud

El aguacate es beneficioso para la salud, por su alto contenido en ácido linoléico ya que:

Estas ventajas son entre otras, las que hacen que el aceite de oliva sea tan recomendable, especialmente si es virgen.

Pero, la ventaja del aguacate es que aporta un 25% menos de calorías que el aceite y una gran cantidad de ácido oleico.

El aguacate tiene además una buena cantidad de fibra y potentes antioxidantes como son la vitamina A, la C y E. Es además rico en luteína que protege la salud de tus ojos.

Por lo tanto, no dejes de tomar aguacate. Y si te preocupan los kilos controla solo la cantidad.

Recetas con aguacate

Para que te animes a comer aguacate de forma diferente, te dejo aquí algunas recetas:

Ensalada de aguacate, pepino y salmón

Tartar de langostinos con aguacate y granada

Hamburguesa de salmón, aguacate y champiñones

O simplemente haz tu propio guacamole mezclando un aguacate maduro con un poco de cebolla picada, un poco de tomate, unas gotas de lima o limón, sal y una porción generosa de pimienta negra. Si te gusta, no te olvides del cilantro. Y si lo prefieres picante, añade también un poco de chile.

Actualizada 08/02/2021

Pin It on Pinterest

Share This