A veces nos proponemos perder peso y no lo conseguimos y, casi siempre, se debe a uno de estos errores al hacer dieta que son más comunes de lo que imaginas.

Pensar que la dieta empieza y acaba

Uno de los principales errores al hacer dieta es pensar que los cambios que vas a hacer en tu estilo de vida van a durar solo hasta que pierdas el peso que te sobra. Si pensas así, seguramente volverás a coger el peso perdido.

De la misma manera que engordaste una vez, puedes volver a engordar de nuevo si no cambias tu estilo de vida.

Es importante que veas “la dieta” como un periodo de aprendizaje para el futuro. Tus hábitos alimenticios son los que te hicieron coger peso y si no los cambias, lo volverás a coger.

Por eso es importante que elijas para perder peso una dieta equilibrada, que te ayude a adelgazar comiendo bien y sin renunciar a ningún grupo de alimentos.

Si la dieta es estrambótica o desequilibrada, puede que te sirva para perder peso, pero no para mantenerlo.

Fijar como único objetivo los kilos que se pierden

Otro de los grandes errores al hacer dieta es que solo te importen los kilos que pierdes y no como los pierdes. Si es así, es que no tienes claro que lo que importa es tu salud.

Lo importante es perder peso de forma saludable y que lo que pierdas sea principalmente grasa y no masa muscular o líquidos.

Es posible que alguna semana no consigas el objetivo deseado pero solo tú sabes si has hecho o no las cosas de manera saludable.

Para perder peso tienes toda la vida pero es importante que te cuides cada día.

Poner objetivos de pérdida irreales

Otro de los errores al hacer dieta es que a veces perdemos líquidos y no la grasa que nos sobra.

Si lo que te interesa es perder grasa y no líquidos, debes saber lo que cuesta perder un kilo.

Al fin y al cabo, la grasa no es más que energía almacenada. Para perder peso lo que necesitas es darle a tu cuerpo menos energía de la que necesitas. Así tu cuerpo echará mano de la que tienes acumulada en forma de grasa.

Para perder medio kilo a la semana de grasa te tendrían que faltar al menos 500 kcal cada día. No pretendas pues perder peso rápidamente si no ayudas a tu organismo a perder más energía por medio del ejercicio.

Ignorar el ejercicio físico

Otro de los grandes errores al hacer dieta es pensar que la alimentación es lo único que debes cambiar.

Se puede perder peso solo con la dieta pero no es lo recomendable para tu salud. Además a la larga, hace que nuestra fuerza de voluntad falle, ya que es difícil ir reduciendo cada vez más la comida.

Nuestro cerebro protesta y con razón.

Con el ejercicio, además de mejorar tu salud, aumentas el gasto de energía lo que hace que pierdas peso más fácilmente.

Tirar la toalla al primer tropiezo

Si has decidido cuidarte, tienes toda la vida por delante.

No tengas prisa en conseguir tus objetivos e intenta disfrutar de esta nueva etapa de tu vida.

Si te estás esforzando al máximo y la báscula no te responde, no te desanimes y aprieta un poco más. Tu cuerpo es el que manda y el que administra los depósitos de grasa.

Es posible que estés comiendo muy sano, que te estés moviendo más y que aparentemente no obtengas resultados. No te desesperes, todo lo que estás haciendo tiene su recompensa, aunque no lo veas en tus kilos. ten paciencia y sigue cuidándote.