Para perder un kilo de grasa a nuestro cuerpo le tienen que faltar 7000 kcalorías. Por eso, lo primero que debes saber es que es prácticamente imposible perder un kilo de grasa al día. Si de un día a otro pesas un kilo menos será porque has perdido líquidos además de grasa.

Y es que cuando nos pesamos pueden existir variaciones de un día a otro e incluso a lo largo del día.

Nuestro peso cambia a lo largo del día

Nuestro peso no es algo fijo o estático y por lo tanto puede variar por muchos motivos a lo largo del día o de la semana.

No pesamos igual por la mañana o por la tarde, si hemos comido o no, si hemos ido al baño o no o incluso en función del día del ciclo menstrual en las mujeres.

Pierde grasa, no líquidos

Por eso, si estás a dieta y quieres perder peso, lo que te interesa es perder grasa.  

Existen dietas mal llamadas milagrosas que consiguen que perdamos en una semana más de 2 kilos pero no nos engañemos; seguramente la mayor parte serán líquidos ya que sin ejercicio es muy difícil perder 2 kilos de grasa a la semana.

Otra cosa que debes saber es que cuantos más kilos te sobren, más fácilmente podrás perder peso ya que tu gasto calórico basal es mayor.

A medida que vamos perdiendo peso nuestro gasto calórico disminuye y tenemos que ir reduciendo cada vez más lo que comemos para seguir perdiendo peso.

Para perder un kilo grasa, combina dieta y ejercicio

Aún así, e independientemente de tu peso, lo ideal es combinar la dieta con ejercicio. Primero, porque el ejercicio es fundamental para la salud y segundo, porque te ayuda a quemar más calorías.

Como he dicho antes, perder un kilo de grasa al día es casi imposible, pero si puedes conseguirlo cada semana. Para eso necesitas que a tu cuerpo le falten unas 1,000 kcalorías diarias por lo que a no ser que te sobren muchos kilos, es difícil que lo consigas solo con la dieta.

La mejor manera de aumentar el gasto calórico es que compagines tu dieta con el ejercicio. Al fin y al cabo, no puedes ni debes dejar de comer ya que los alimentos no solo aportan calorías. Te aportan nutrientes y te dan la energía necesaria para vivir.
Las dietas muy restrictivas son difíciles de mantener en el tiempo, te dejan sin energía y sin masa muscular y tienen un efecto rebote en cuanto las dejas.

Por eso te sugiero que calcules tu gasto calórico diario con la calculadora que tienes en este blog y que hagas tus cálculos.

Y ya sabes para que a tu cuerpo le falten calorías solo necesitas comer menos y moverte más.

Pin It on Pinterest

Share This