Aunque el exceso de peso es una cuestión de salud y no solo una cuestión de estética, muchas personas siguen creyendo que existen soluciones fáciles para adelgazar. Dietas milagrosas para perder peso.

Por mucho que los profesionales de la salud insistamos, todavía hay mucha publicidad engañosa que promete que los kilos se perderán rápidamente y sin esfuerzo.

Esto no es solo algo imposible, sino que puede llegar a ser peligroso para tu salud.

Y es que lo mejor para perder peso de forma saludable y alcanzar tu peso ideal de una forma más rápida es combinar una buena alimentación con ejercicio.

Os lo explico en este video, en el que os explico en qué consisten las dietas hiperprotéicas, para que no os queden dudas.

Dieta hiperproteica. Por qué debemos tener cuidado con ella.

La dieta hiperproteica consiste en tomar, sobre todo, proteína de origen animal (pescado, carne, huevos) y eliminar los hidratos de carbono (legumbres, pasta, arroz).

Estas dietas te hacen perder peso por dos motivos: porque comes menos debido a que la proteína te sacia mucho, y porque para convertir la proteína en energía tu cuerpo debe formar unas sustancias llamadas cuerpos cetónicos, que son tóxicos para el ser humano y son eliminados por tu cuerpo con los líquidos.

Como consecuencia de esto pierdes mucho líquido y sí, adelgazas. Pero también pierdes salud. Estas son sus desventajas:

  • A tu cerebro y a tus músculos les falta azúcar. Es posible que te pongas de mal humor y que tengas problemas para hacer ejercicio.
  • Al comer tanta proteína animal ingieres mucha grasa, más de la que deberías, algo que puede aumentar tus probabilidades de sufrir un infarto.
  • El exceso de proteínas es eliminado a través del hígado y los riñones, que se pueden ver dañados por este exceso de trabajo.

Adelgazar sin recurrir a dietas milagrosas

Adelgazar sin recurrir a dietas milagro es posible y ya verás que tambén es sencillo. Tan sólo tienes que cuidar lo que comes y utilizar todos los alimentos en tu dieta, porque todos son saludables. Eso sí, come menos y haz más ajercicio, verás como tu cuerpo te lo agradece.

Pin It on Pinterest

Share This