Ahora que están tan de moda los super alimentos, tengo que decir que yo siempre incluiría entre ellos a las legumbres. De hecho las Naciones Unidas han declarado el año 2016 como Año Internacional de las legumbres.

Por eso os doy hoy esta receta de garbanzos con verduras, tomillo y romero que está deliciosa y que he sacado del libro La Salud en tu Despensa, que tuve la suerte de escribir junto con Enrique Sánchez y Javier García del programa de televisión La Báscula y que os recomiendo que compréis si es que no lo tenéis todavía. Es muy práctico y tiene unas recetas geniales.

Las legumbres nos aportan energía en forma de hidratos de carbono, proteínas vegetales de alto valor biológico y fibra soluble. Todo ingredientes fundamentales para tu salud.

Al añadir verduras a las legumbres, reducimos la densidad calórica y enriquecemos la receta en antioxidantes, minerales y vitaminas.

Una ración de estos garbanzos con verduras no te aporta más de de 300 kcalorías. Lo puedes acompañar de algo más de verdura o tomarlo de plato único ya que te aporta todos los ingredientes para que completes tu triángulo saludable.

Ingredientes para 4 personas

  • 250 gr de garbanzos
  • 3 zanahorias
  • 1 cebolla grande
  • 2 pimientos rojos
  • 4 pimientos verdes
  • Ajo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Unas ramas de tomillo y romero
  • Una pizca de sal y pimienta

Elaboración

Se ponen los garbanzos en remojo la víspera en agua templada con sal.

Al día siguiente se lavan con agua y se reservan.

En el recipiente que elijas para cocinar*, rehoga en el aceite toda la verdura pelada y troceada durante unos minutos.

Añade agua suficiente para cubrir los garbanzos (la puedes calcular con los garbanzos que tienes ya escurridos) y cuando esté hirviendo añade los garbanzos, el romero y el tomillo atados con una pequeña cuerda para retirarlos después.

Cuando los garbanzos estén tiernos (el tiempo dependerá del recipiente en el que los cocines), añade un poco de sal y los dejas reposar al menos una hora.

Calentarlos de nuevo y servir.

Consejos 

Yo suelo hacer los guisos en una cazuela de hierro o cocotte porque así las legumbres me quedan más ricas y voy viendo el punto de cocción, pero las puedes hacer en una olla normal o en una a presión.

Pin It on Pinterest

Share This