El Otoño es tiempo de castañas y mucha gente las evita por temor  a engordar.

Sin embargo, la castaña es un fruto seco muy saludable y nutritivo.

Te explico a continuación los beneficios de las castañas:

Son menos calóricas que otros frutos secos

100 gr de castañas aportan unas 200 kcal mientras que 100 gr de otros frutos secos como las almendras o las nueces que te aportan el doble o más.

Esto se debe a que tienen menos cantidad de grasa.

Aportan hidratos de carbono complejos

La castaña te aporta sobre todo carbohidratos, pero al ser complejos tardan más en digerirse y sacian más. Son recomendables por lo tanto, también para personas con diabetes o en dietas de adelgazamiento.

Son ricas en fibra

Se recomienda que se consuman cada día unos 30 gr de fibra.
100 gr de castañas te aportan unos 8 gr de fibra (similar a la que te aportan 100 gr de naranja).

Un adecuado aporte de fibra te ayuda a controlar tus niveles de colesterol, evita el estreñimiento y previene cánceres muy frecuentes en nuestros días como es el cáncer de colon.

Son ricas en vitamina C

100 gr de castañas te aportan casi la misma cantidad de vitamina C que 100 gr de naranja lo que te puede ayudar a mejorar los síntomas catarrales tan frecuentes en esta época. Y es que la vitamina C no previene los resfriados pero si que parece que ayuda a que te recuperes en algo menos de tiempo.

Te aportan energía

Al ser ricas en hidratos de carbono complejos son ideales como tentempié a media mañana y a media tarde y están especialmente indicadas para antes o después de realizar ejercicio.

Por eso, si te gustan las castañas, no dejes de comerlas, y si no quieres coger peso intenta no sobrepasar los 50 gr por ración (unas 3 o 4 castañas).

Pin It on Pinterest

Share This