En menos de 10 minutos tienes esta receta. Es nutritiva, poco calórica, está muy rica y puedes comerla en casa o llevártela al trabajo.

Ingredientes para una ración

En esta receta las cantidades las decides tú. Al ser tan poco calórica la recula y el calabacín (menos de 30 Kcal los 100 gramos) no es necesario que controles tanto la cantidad.

  • Un calabacín grande o dos medianos
  • Un buen puñado de rúcula
  • 20 gr de piñones
  • Dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Un poquito de zumo de limón
  • Sal y pimienta

Elaboración

-Cortar el calabacín en juliana, o como si fueran espaguetis. Se puede hacer con el cuchillo o puedes hacerlo con la ayuda de peladores especiales como éste que son bien cómodos.

Añadir la rúcula y los piñones y aliñar con un poco de sal, pimienta negra, aceite de oliva y un poco de zumo de limón.

Si te apetece, le puedes añadir un poco de queso rallado por encima.

Valores nutricionales

Al estar hecha con calabacín y rúcula, es un plato muy bajo en calorías ya que si no abusas de los piñones (20 gr te aportan unas 120 Kcal) y del aceite (cada cucharada te aporta unas 90 Kcal), un buen plato no te aporta más de 300 kcalorías.

Sin embargo es un plato rico en vitamina C y A y la grasa de los piñones y del aceite de oliva es muy cardiosaludable.

Yo la como a veces con un poco de queso parmesano o alguno de oveja muy curado, rallado por encima. Una cucharada no te aporta más de 5o Kcalorías y sin embargo te aporta mucho calcio.