Esta receta de quinoa con leche es la misma que utilizamos para hacer el arroz con leche.

El hecho de cambiar el arroz por la quinoa, añade un valor nutritivo a la receta tradicional, ya que no solo tienes los hidratos de carbono del arroz, sino que la quinoa te aporta, además, proteínas vegetales, fibra y omega-3.

Verás como al tomarla te recuerda la receta tradicional, ya que muchas veces, los sabores de las recetas provienen de las especias y condimentos, por lo que, como en este caso, puedes cambiar el ingrediente principal sin que el sabor cambie demasiado. 

Una ración de esta deliciosa quinoa con leche no te aporta más de 150 kcal y, como te he explicado antes, muchos nutrientes.

Ingredientes para una persona

  • 1 taza pequeña (de café) de quinoa y unos 200 ml de agua para hervirla
  • 2 tazas y media pequeñas (de café) de leche semidesnatada o vegetal
  • 1 ramita de canela 
  • Un trozo de cáscara de limón
  • Media vaina de vainilla o unas gotas de esencia de vainilla (opcional)
  • Canela en polvo y una cucharadita de azúcar (opcional)

Elaboración de la Quinoa con Leche

Como siempre que hacemos quinoa es aconsejable lavarla bien antes de empezar para quitarle las saponinas de la cáscara que pueden dar un sabor amargo.

Opción 1

  • Cuece la quinoa con agua durante unos 20 minutos, escurre el agua y aparta.
  • En un cacillo pon la leche con la ramita de canela y el trozo de limón y cuando la leche empieza a tener temperatura, momento en el que empieza a oler la canela, añade la quinoa, baja a fuego medio-bajo y mueve durante unos segundos   
  • Tapa y espera unos 20 minutos o hasta que quede una buena consistencia.

En esta opción puedes tener la quinoa ya hervida en la nevera y tardas menos en acabar tu receta por lo que es ideal para desayunos o meriendas de último momento.

Opción 2

También puedes hacerlo hirviendo directamente la quinoa en la leche.

  • Deberás dejarla entonces al menos 30 a 40 minutos o, hasta que compruebes que la quinoa esté hecha. De no ser así, añade un poco más de leche y calienta hasta que la quinoa esté a tu gusto.
  • Retirar la rama de canela y el trozo de cáscara de limón, y añadir el azúcar y la vainilla. Ambos ingredientes son opcionales.

Al necesitar más tiempo debes tener cuidado de que no se te queme la leche.

Sugerencias de presentación de la Quinoa con Leche

  • Servir en bol o cuencos de una ración. 
  • Cuando estén templados, meter en la nevera y esperar a que se enfríen.
  • Espolvorear con canela en polvo y un poquito de ralladura de lima o limón (opcional) antes de servir.

Recomendaciones: la cantidad de bebida puede variar según te guste la receta más líquida o más espesa.

Si haces más cantidad y lo sirves en cuencos individuales, puedes conservarlos en la nevera hasta 48 horas.