No hay nada más fácil, más nutritivo y más socorrido que una buena crema de verduras.

Es una receta que gusta a niños y a mayores y que te soluciona un pimer plato.

La importancia de comer verduras

Es importante recalcar que uno de los gestos que más contribuyen a mejorar nuestra salud es comer verdura a diario. De hecho las dietas más ricas en productos vegetales en general son las que se relacionan con menos enfermedades, menos mortalidad y mayor calidad de vida.

Además, si estás intentando perder peso, la verdura en general te aporta pocas calorías, muchos nutrientes y una cantidad importante de fibra.

Por lo tanto la verdura, además de nutrirte, te ayuda a saciarte y a mejorar tus bacterias intestinales que son también muy importantes a la hora de perder peso.

Además, tanto la cebolla como el puerro, son dos alimentos ricos en inulina.

La inulina es un polisacárido que nosotros no digerimos, pero que les encanta a nuestras bacterias intestinales. Por ello, podemos decir que este plato es un prebiótico. Y si mejoramos nuestras bacterias intestinales, mejoramos nuestras defensas y por lo tanto, nuestra salud.

Receta de la crema de verduras

Hoy os propongo esta crema o puré hecho con hortalizas al alcance de cualquiera y en cualquier época del año.

Yo lo suelo servir con distintas especias para variar el sabor aunque dejo que cada persona se eche las que prefiera.

El hecho de añadir especias es una buena alternativa para hacer el plato algo más saludable y más apetitoso sin añadir calorías.

Ingredientes para 4 personas

  • Una cebolla
  • Dos puerros
  • Tres zanahorias
  • Media calabaza
  • Cuatro calabacines
  • Medio vaso a un vaso de caldo de pollo o vegetal (a ser posible casero).
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal, pimienta y especias a elegir como curry, comino, nuez moscada…

Elaboración de la crema de verduras

  • Rehoga en un poco de aceite de oliva virgen extra la cebolla, el puerro y la zanahoria cortados en trozos pequeños
  • Añade después el resto de las verduras troceadas
  • Añade el caldo de pollo o vegetal (a ser posible casero). Si lo haces en una olla a presión puedes no añadir caldo y la consistencia será de puré
  • Deja cocer hasta que las verduras estén tiernas
  • Pásalo con una batidora o un pasapurés
  • Rectifica de sal y añade las especias que prefieras

Propiedades de la crema de verduras

  • Es un plato rico en antioxidantes como las vitaminas C y A. Recuerda que los antioxidantes ayudan a reparar los daños celulares en tu organismo y por lo tanto te ayudan a combatir las enfermedades y el envejecimiento.
  • Es rico en inulina, un polisacárido que mejora tus bacterias intestinales y mejora tu salud.
  • Una ración de esta crema te aporta menos de 150 kcal.