Si estás intentando perder peso o simplemente quieres cuidarte, es importante que sepas qué comer entre horas para evitar los antojos poco saludables.

Actualmente se sabe que no es fundamental para perder peso comer un número determinado de veces al día. Aún así, muchas personas necesitan comer algo entre horas para no llegar a las comidas muertos de hambre.

Esto se debe a que cuando hace tiempo que no hemos comido, nuestros niveles de azúcar bajan y esta señal llega al cerebro en forma de necesidad de comer. Tardamos unas tres horas de media en digerir una comida. Pasado este tiempo, los niveles de azúcar de la comida anterior ya han sido distribuidos por nuestro organismo y nuestro cuerpo pide más. Esto no significa que nuestros niveles de azúcar bajen de forma peligrosa. Nuestro cuerpo es capaz de obtener más glucosa de los depósitos que tenemos. De hecho este es uno de los mecanismos por los que perdemos peso. No comemos suficiente cantidad y nuestro cuerpo obtiene la energía que necesita de los depósitos, entre otros de los de grasa.

Aún así, hay personas que toleran muy mal estar más de tres horas sin comer. Esto sucede con frecuencia cuando al intentar perder peso comemos menos de lo habitual. Para estas personas, es difícil aguantar sin comer hasta la siguiente comida y a medida que aumenta el hambre aumentan las posibilidades de sucumbir a los antojos y de “romper la dieta”. En estos casos es mejor tener previsto un snack saludable para evitar los antojos.

Y para que esto no te pase te propongo estas alternativas saludables y con pocas calorías.

Cualquiera de estas opciones clamará tu apetito durante un tiempo y además te aportará nutrientes necesarios en cualquier dieta equilibrada.

Qué puedo comer entre horas para evitar los antojos

Si de verdad tienes hambre

Estos snacks son un poco más calóricos pero ninguno pasa de las 200 kcal. Elígelos si ves que el hambre acecha y verás que no te impedirán perder peso.

Si te apetece algo sano y ligero

  • Batido de fruta y verdura con semillas de chía
  • Un yogur natural con trocitos de nueces
  • Una onza de chocolate negro con 5 almendras
  • Una cuña de queso con un poco de pan
  • Un puñado de fruta seca con frutos secos
  • Una pieza de fruta cortada con canela por encima

Pin It on Pinterest

Share This