Si te gustan los gazpachos, no te pierdas este gazpacho de calabaza y manzana.

La calabaza y la manzana como base fundamental de este plato le aportan un toque de originalidad y un sabor excelente.

Este gazpacho además de ser original, te aporta una innumerable cantidad de vitaminas y minerales y muy pocas calorías (unas 250 Kcal por ración).

Verás como su sabor sorprende a todo el mundo.

Receta de gazpacho de calabaza y manzana

Ingredientes para 4 personas

750 g de calabaza asada

250 g de manzana verde pelada (unas dos manzanas grandes)

750 ml de agua (opcional)

70 g de aceite de oliva virgen extra

20 g de vinagre de manzana

1 cucharada de jengibre molido

Una pizca de sal y pimienta negra molida

Unas semillas de lino o de sésamo y chía

Elaboración

Calienta el horno a 180º para asar la calabaza.

Se corta la calabaza en trozos, se retiran las semillas y se coloca en una bandeja encima del papel de horno. Se hornea de 20 a 30 minutos, o hasta que veamos que está blanda y que se puede pinchar fácilmente con un cuchillo. Posteriormente se deja enfriar.

Una vez que esté fría, se le retira la piel y se pone en el vaso de la batidora junto con las manzanas peladas, el agua, el vinagre, el jengibre, la sal y la pimienta. Luego se tritura todo durante unos minutos hasta obtener una textura homogénea y suave.

Por último, dejamos la batidora a nivel bajo y vamos añadiendo el aceite poco a poco para que se emulsione. Lo dejamos en el frigorífico para tomarlo fresquito.

Antes de servirlo puedes añadir por encima una cucharadita de semillas de lino o de sésamo y de chía. Esto enriquecerá tu plato en nutrientes y sabor.