Si quieres un desayuno bajo en calorías y saludable mira esta receta

Esta preparación puedes tomarla al empezar el día como desayuno bajo en calorías, o bien como tentempié a media mañana o a media tarde.

Es una opción ideal para las personas golosas ya que su sabor te recordará al arroz con leche.

Un vaso pequeño o media taza te aporta unas 215 kcalorías.

En vez de hacer la leche de almendras, puedes comprarla ya hecha o usar leche entera de vaca.

Ingredientes (para 4 raciones)

  • 750 mL de agua
  • 1 taza y media de almendras crudas y sin piel, unos 230 gr.
  • 1 pellizco de sal
  • 2 cucharadas soperas de jarabe de arce, de azúcar o de miel
  • 4 cucharadas de semillas de chía
  • Una cucharadita (de café) de ralladura de limón
  • Canela al gusto
  • 4/5 arándanos o frutas del bosque para añadir por encima

Elaboración

Pon a hervir el agua, añade el pellizco de sal, y cuando rompa a hervir, retira del fuego. Añade las almendras, tápalo, y déjalo reposar 20 minutos.

Pásalo a la batidora y bátelo hasta que alcance una consistencia de papilla fina. Después, pásalo por un colador (la cantidad de líquido resultante será aproximadamente de dos tazas).

Pasa la leche de almendras a un recipiente, añade el jarabe de arce o la miel y remueve.

Añade lentamente las semillas de chía y ve removiendo para que no se formen grumos.

Añade la ralladura de limón y la canela removiendo suavemente.

Refrigerar. En 3-4 horas la mezcla habrá adquirido la consistencia de “pudding”. (Se puede conservar 3-4 días en el frigorífico)

Pudding de chia

¿Qué te aportan las semillas de chía?

En numerosas ocasiones he hecho hincapié sobre la importancia de incluir semillas en tu dieta.

Las semillas de chía enriquecen esta preparación ya que aportan proteínas de origen vegetal, grasas saludables como el omega 3 o ácido linolénico y muchas vitaminas y minerales interesantes para nuestro organismo.

Las semillas de chía, además, te aportan una excelente cantidad de fibra dietética en concreto 35 g de fibra por cada 100 g de alimento por lo que pueden ayudarte a calmar el hambre durante más tiempo.

No hay que olvidar que son muy calóricas, 100 g de semillas de chía aportan alrededor de 500 kcalorías por lo que debemos moderar su consumo si queremos perder peso, ya que unas dos cucharaditas (aproximadamente 10 – 20 g de semillas de chía) nos aportan unas 50 – 100 kcalorías.