Cualquier dieta equilibrada debe incluir siempre una buena cantidad de verdura y por eso hoy os explico esta deliciosa receta lasaña de berenjenas.

Si tienes poco tiempo la puedes preparar y dejarla congelada en porciones que podrás descongelar metiéndola al horno. Te sirve como menú completo tanto de comida o de cena y también para llevarte al trabajo.

Es una receta riquísima y muy fácil de hacer.

Al llevar salsa de tomate y queso, el éxito entre adultos y niños está asegurado. El queso parmesano es una fuente excelente de calcio, ya que en 100 gr hay casi 100 mg de este mineral.

Es apta también para personas con intolerancia al gluten.

Esta receta de lasaña de berenjenas te aporta muchas vitaminas y antioxidantes y muy pocas calorías ya que 100 gr de berenjenas no aportan más de 25 kcal.

Además la carne que decidas ponerle, enriquece tu plato con proteínas de alto valor biológico.

Una porción de esta receta no sobrepasa las 400 kcal y tienes un menú completo.

Receta de Lasaña de berenjenas

Ingredientes para 4 personas

  • 6 berenjenas medianas
  • 2 zanahorias
  • Apio o puerro (opcional)
  • 1 cebolla
  • 400 gr de carne picada (ternera, cerdo o pollo).
  • 500 gr de tomate frito casero hecho con cebolla y ajo. Yo le añado siempre al final unas hojas de hierbabuena.
  • 150 gr de queso parmesano rallado. Te aconsejo que compres el queso y lo ralles tú en el momento.
  • Aceite de oliva virgen, sal y pimienta

Elaboración

Cortar en rodajas de medio centímetro las berenjenas y disponerlas en orden sobre una bandeja de horno, pintándolas ligeramente con un poco de aceite de oliva por encima.

Meter la bandeja en el horno precalentado a unos 150ºC. Se pueden meter a diversas alturas varias bandejas a la vez para ahorrar tiempo y energía.

Mientras se asan las berenjenas, en una sartén o cacerola, sofreímos primero la cebolla, la zanahoria y el apio muy picados y después añadimos la carne y la doramos unos segundos.

Añadimos la carne a la salsa de tomate y mezclamos bien.

Al cabo de unos 15 a 20 minutos, cuando las berenjenas estén asadas, se sacan del horno.

En una fuente apta para el horno, previamente untada con un poco de aceite, vamos poniendo una capa de berenjenas y una capa de tomate con carne y así sucesivamente hasta acabar con las berenjenas.

Se cubre adecuadamente la última capa con queso parnmesano rallado y se mete en el horno de nuevo a 160ºC durante unos 10 min y se gratina durante el último minuto.