Estas trufas de cacao y dátiles sin azúcar añadido te pueden servir de tentempié o para recuperar la energía en ocasiones especiales. Es un dulce ideal para los más golosos de la casa ya que además de su  rico sabor a chocolate, te aportan fibra, minerales y antioxidantes.

Son ideales para antes o después de hacer deporte y te permiten darte un capricho dulce cuando veas que lo necesitas.

Para darle el sabor dulce, vamos a usar los dátiles y evitamos así el exceso de azúcar de mesa en nuestra dieta.

Ingredientes de las trufas de cacao y dátiles sin azúcar añadido

  • 200 gr de dátiles sin hueso
  • 100 gr de avellanas tostadas
  • 2 cucharadas de cacao puro (muy importante que sea sin azúcar)
  • 1 cucharada de mantequilla o manteca de almendra (que lleve solo almendra) o aceite de coco (que no sea refinado)

Elaboración

Mezcla y tritura todos los ingredientes con una batidora potente. Con thermomix sería a velocidad 5 unos segundos.

Controla que los trozos de avellana no queden demasiado pequeños para que las bolitas queden crujientes.

Forma bolitas con la mano y déjalas enfriar en la nevera.

bolitas-de-chocolate-sin-azucar

Propiedades de las trufas de cacao y dátiles sin azúcar

Te aportan un gran cantidad de energía en forma de hidratos de carbono y los azúcares naturales de los dátiles sustituyen al azúcar industrial. Son ideales como tentempié para todas las edades y especialmente para los niños y para los deportistas. Además el cacao te ayuda a sentirte mejor y a reducir la ansiedad por el dulce. Eso si, una bolita de unos 10 gr te aporta unas 35 kcalorías.

Son ricas en antioxidantes y en vitaminas, tanto por parte del cacao como por parte de los dátiles, por lo que nos ayudan a cuidar nuestros genes y a frenar el envejecimiento.

Son ricas en fibra ya que el cacao y el dátil son dos alimentos ricos en fibra. El cacao aporta unos 30 gr cada 100 gr de producto y los dátiles, unos 9 gr. Una dieta rica en fibra es fundamental para evitar el estreñimiento, protege tus intestinos y además te sacia más.

Son ricas en grasas buenas y en ácidos grasos esenciales. Tanto el cacao como las avellanas te aportan grasas de calidad. Las avellanas son además una excelente fuente de omega 3 y de omega 6. Ambos on ácidos grasos esenciales que nuestro cuerpo solo puede obtener a través de los alimentos. Son grasas fundamentales para la salud cardiovascular y para aumentar el rendimiento de tu cerebro.

Pin It on Pinterest

Share This