El alcohol no puede ser considerado como un alimento ya que las calorías que aporta son vacías. El alcohol engorda pero no alimenta porque no tiene prácticamente nutrientes.

Aunque algunas bebidas alcohólicas como el vino o la cerveza nos aportan además algunos nutrientes como el resveratrol o vitaminas del grupo B hay que recordar que el consumo de alcohol debe ser en cualquier caso moderado. Hay estudios que aconsejan no  sobrepasar la media copa de vino diaria (equivalente a 5 gramos de alcohol).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que un consumo superior a  20 a 40 g diarios de alcohol en mujeres y de 40 a 60 g diarios en hombres, aumenta el riesgo de padecer enfermedades como trastornos mentales y del comportamiento, alteraciones hepáticas, enfermedades cardiovasculares y cáncer.

Aporte energético

El alcohol aporta unas 7 kcal/g.

El aporte energético, es decir las calorías, de las bebidas alcohólicas viene definido por el contenido de alcohol. Por ello, el número de calorías aportadas variará en función del tipo de bebida.

Las bebidas fermentadas tales como los vinos, cervezas, sidra o cava contienen entre 5 – 15º de alcohol, mientras que las bebidas destiladas como la ginebra, ron, whisky, vodka, anís, coñac, arguardiente o algunos licores tienen entre un 17 – 45º de alcohol.

Esto quiere decir que las bebidas destiladas al ser mayor su graduación alcohólica, su cantidad calórica también va a ser mayor, por lo que en general suelen engordar más. Su valor calórico aumenta si se le añade además cualquier refresco azucarado.

Cálculo del contenido calórico

Para entender cómo se calcula el contenido calórico y la cantidad de gramos de alcohol de las bebidas alcohólicas vamos a poner un ejemplo:

Imaginemos un vino con un volumen de alcohol del 13,5 %.

De 100 ml de ese vino, el 13,5 ml son de alcohol, más concretamente de etanol. La densidad del etanol es de 0,8 gr por mililitro.

Esto quiere decir que un volumen de un mililitro de alcohol pesará 0,8 gramos. Por lo que 13,5 ml pesarán: 13,5 ml x 0,8 gr/ml = 10.8 gramos.

Resumiendo: 100 ml de vino con una graduación alcohólica del 13,5% contiene 10,8 gramos de alcohol.
Sabiendo que cada gramo de alcohol aporta una energía de 7 Kcal: 10,8 gr X 7 kcal/gr = 75,6 kcal.

Para que te sea más fácil te indico algunos ejemplos:

[table “544” not found /]

Se consideran medidas de volúmenes:
1 vaso pequeño (los de vino) = 100 mL
1 vaso grande (los de agua) = 250 mL
1 copita o vaso de licor = 50 mL
1 vaso de tubo = 330 mL
1 jarra = 325 mL

Pin It on Pinterest

Share This