Archivo de etiquetas: ajo legumbres

Probióticos y prebióticos

06/04/2017

Si quieres perder peso y llevar una vida saludable, no deben faltar en tu dieta alimentos probióticos y prebióticos.

Ya os he hablado antes de la importancia de cuidar nuestra flora intestinal o microbiota.

Y es que nuestras bacterias intestinales no solo pueden ayudarnos a prevenir enfermedades sino que pueden ayudarnos a perder peso y a no volver a engordar. Una buena calidad de bacterias intestinales puede hacer que acumulemos al día hasta 100 kcalorías menos.

Por este motivo, cuando queremos perder peso, es importante no solo preocuparse de perder kilos sino que es importante hacerlo comiendo bien.

¿Qué son los probióticos? 

Los alimentos probióticos son llamados así porque albergan en su composición microorganismos vivos considerados beneficiosos para el organismo. Es importante tener estos en una cantidad suficiente para que nos protejan frente a infecciones o invasiones de microorganismos dañinos impidiendo que estos puedan pasar al interior de nuestro organismo causando una determinada enfermedad.

La principal característica es que estos microorganismos que contienen los alimentos probióticos llegan vivos al intestino ejerciendo importantes funciones en el sistema inmunitario y reconstruyendo nuestra flora intestinal en caso que haya sufrido alguna enfermedad que la haya mermado.

Los alimentos probióticos podemos encontrarlos fácilmente en el yogur, kéfir, leches fermentadas, requesón…

¿Qué son los prebióticos? 

Los alimentos prebióticos contienen ingredientes que no podemos digerir pero que ayudan a nuestro organismo a fomentar el crecimiento y/o actividad de aquellos microorganismos que son beneficiosos para él.

Son alimentos ricos en distintos tipos de fibra soluble. Los más conocidos son los fructo-oligosacáridos, los galacto-oligosacáridos y la inulina.

Es importante introducirlos en nuestra alimentación puesto que mejoran la calidad de nuestras  bacterias, protegiéndonos de distintas infecciones y enfermedades y favoreciendo que perdamos peso o que mantengamos el peso perdido.

No hace falta que compremos productos extraños o caros. Alimentos como la cebolla, el ajo, las alcachofas, los plátanos, los espárragos, las legumbres, las patatas, el trigo, la avena o la cebada contienen prebióticos de forma natural.