MITOS SOBRE EL TIROIDES

09/03/2016

El tiroides es una glándula fundamental para nuestra salud ya que interviene en múltiples funciones. Este es el motivo por el que circulan tantos mitos sobre esta glándula que os voy a aclarar a continuación.

 

El tiroides es el responsable de que engorde

El tiroides puede funcionar mal porque produzca demasiadas hormonas (hipertiroidismo) o por que produzca menos de las necesarias (hipotiroidismo).

Cuando el tiroides funciona poco podemos coger algo de peso fundamentalmente por exceso de líquidos. No hay una relación clara establecida entre hipotiroidismo y aumento de depósitos de grasa.

Por lo tanto si te sobra peso no creas que es debido a tu tiroides.

 

-Mi tiroides me impide perder peso

Las personas que sufren de hipotiroidismo sin diagnosticar pueden perder peso más lentamente ya que su metabolismo basal puede estar un poco alterado. Esto no significa que no puedan perder peso.

Pero si ya estás en tratamiento y tu tiroides está controlado, tus hormonas no son las responsables de que no adelgaces.

 

-Hay alimentos que mejoran la función de mi tiroides

Que quede bien claro que no hay ningún alimento que mejore o cure las enfermedades tiroideas aunque si que se pueden prevenir algunos problemas tomando yodo en forma de sal yodada.

El tiroides necesita yodo para formar las hormonas tiroideas y en caso de deficiencia de yodo se produce un agrandamiento de la glándula tiroides que se denomina bocio.
Por lo tanto, para evitar la aparición de bocio es aconsejable el consumo de sal yodada.
El uso de esta sal se emplea como hemos explicado anteriormente, para prevenir y combatir situaciones de deficiencia de yodo por lo que su consumo es recomendable para todo el mundo, excepto para aquellas personas que tengan ya un problema tiroideo, y especialmente en aquellas personas con bocio y/o hipertiroidismo. En estos casos, su uso puede interferir en el diagnóstico o incluso alterar las hormonas tiroideas.

La sal yodada está especialmente indicada en mujeres embarazadas ya que una dieta baja en yodo puede afectar al desarrollo del feto y producir cretinismo.

Las cantidades de yodo que se aconsejan al día y especialmente en países con déficit de yodo como son España o Alemania son 150-200 mcg al día. Estas cantidades no se consiguen habitualmente con la dieta habitual por lo que es aconsejable usar siempre, excepto en los casos mencionados antes, sal yodada.

Además de la deficiencia de yodo en la dieta, el aporte del mismo puede estar interferido por algunas sustancias químicas como pesticidas, compuestos clorados o ciertos medicamentos. Además, en algunos vegetales hay sustancias que pueden bloquear la absorción y la utilización del yodo. Se las denomina sustancias bociógenas y se pueden encontrar en hortalizas como la col, el repollo, la coliflor, las coles de Bruselas, el brócoli, los nabos, los rábanos o la mostaza. Su efecto nocivo para el tiroides desaparece con el calor por lo que es recomendable consumirlas habitualmente cocinadas. Estas hortalizas son muy beneficiosas para la salud en general, por lo que no deben ser en ningún modo eliminadas de la dieta.

 

-Hay alimentos que alteran la función de mi tiroides
Muchas personas creen que tomar soja no es bueno para la función del tiroides aunque no se ha comprobado que la soja interfiera en la acción de las hormonas tiroideas.

Es cierto que la soja puede interferir en la absorción intestinal de la hormona tiroidea en los pacientes tratados con ella por hipotiroidismo. Se aconseja pues, en estos casos, evitar la toma concomitante de suplementos de soja y moderar el consumo de alimentos de/con soja. Pero no es necesario eliminarlos totalmente de la dieta.

Otros articulos relacionados con: adelgazar, engordar, gasto metabólico, metabolismo, tiroides y dieta, tiroides y metabolismo, tiroides y nutrición, tiroides y peso,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dietas online