Menopausia
ejercicio MUJERES

MENOPAUSIA: FALSOS MITOS

19/01/2014

Casi todo el mundo cree que con la menopausia se coge peso pero esto es falso. Es cierto que a lo largo de los años, y no coincidiendo exactamente con la menopausia, el cuerpo de la mujer va cambiando.

Con la menopausia es que al disminuir los estrógenos, la distribución de la grasa cambia y las mujeres empezamos a tener más grasa abdominal por lo que el riesgo cardiovascular aumenta. Además, en la menopausia, desaparece el efecto cardioprotector de los estrógenos.

Especialmente las mujeres más sedentarias, van perdiendo masa muscular que es sustituida por grasa. Esta disminución de la masa muscular disminuye a su vez el metabolismo o gasto calórico.

Con los años solemos, comer más y moverse menos por lo que es normal que se vaya cogiendo peso.


Todo esto se puede prevenir muy fácilmente, CON EJERCICIO

MENOPAUSIA: FALSOS MITOS

Con la menopausia nuestros ovarios dejan de producir hormonas sexuales y esto conlleva muchos efectos secundarios como pérdida de masa ósea, aumento del riesgo de enfermedades cardiacas, cambios en la piel, sequedad de las mucosas, disminución de la líbido o apetito sexual, sofocos…

Por ello muchas mujeres deciden hacer tratamiento hormonal sustitutivo durante unos años (máximo 10). Pero además de estos tratamientos hormonales que se realizan siempre bajo supervisión médica, hay muchas mujeres que deciden comprar multitud de suplementos que prometen efectos que en la mayoría de los casos son falsos y que pueden ser perjudiciales para la salud.

SOJA

 

La soja es un alimento de alto valor nutritivo. Es una de las legumbres con mayor valor nutritivo ya que contiene proteínas vegetales con todos los aminoácidos esenciales (es decir los que nuestro organismo no es capaz de sintetizar). Es además una fuente importante de calcio (240 mg por 100 gr. Un vaso de leche tiene unos 300 mg) y de fibra
(15 gr por 100 gr. La mitad de la fibra que se recomienda al día)
La soja es un alimento milenario ampliamente utilizado en las culturas asiáticas. De hecho, las mujeres asiáticas suelen consumir una media de 50 gr de soja al día.

La soja es rica en isoflavonas que son una ssustancias cuya estructura molecular es similar a la de los estrógenos por lo
que se denominan fitoestrógenos vegetales. Es decir, tienen una acción estrogénica débil. Este consumo continuado de soja durante toda la vida es el responsable de que las mujeres asiáticas tengan menos osteoporosis y menos síntomas en la menopausia. Tomar comprimidos con soja tras la menopausia sirve de poco y en algunos casos puede estar contraindicado ya que a veces los valores de isoflavonas que contienen los preparados son anormalmente elevados y pueden ser perjudiciales para la salud. Si de verdad queremos ver si la soja funciona lo mejor es tomarla con los alimentos.

ALIMENTOS CON SOJA

En los brotes de soja, en el tofu, en el miso (pasta que se hace con habas de soja, sal y un agente fermentante), en el edamame o habas de soja naturales  y también en la leche de soja (ojo a las etiquetas ya que algunas poseen casi más azúcar que soja). En la salsa de soja no hay isoflavonas ya que se pierden con la fermentación.